Sermón del Monte, (Bienaventuranzas)

21 mar. 2009

San Mateo 5:1-12


1. Al ver la multitud, Jesús subió al monte y se sentó. Sus discípulos
se le acercaron,
2. y él tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo:

3. Bienaventurados los Pobres de Espíritu, porque de ellos es el
Reino de los Cielos.

4. Bienaventurados los que sufren, porque ellos serán Consolados

5. Bienaventurados los Mansos y Humildes, porque ellos Poseerán
la Tierra.

6. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia,
porque serán satisfechos.

7. Bienaventurados los Compasivos, porque Dios tendrá compasión
de ellos.

8. Bienaventurados los de Corazón limpio, porque verán a Dios.

9. Bienaventurados los pacíficos, porque ellos serán llamados hijos
de Dios.

10. Bienaventurados los perseguidos por hacer lo que es justo,
porque de ellos es el reino de los cielos.

11. Bienaventurados ustedes, cuando la gente los insulte y los
maltrate, y cuando por causa mía los ataquen con toda clase de
mentiras.

12. alégrense, estén contentos, porque van ha recibir un gran
premio en el cielo; pues así también persiguieron
a los profetas que vivieron antes que ustedes.
13. Ustedes son la sal de este mundo. Pero si
la sal deja de estar salada, ¿cómo podrá recobrar
su sabor? Ya no sirve para nada, así que se la
tira a la calle y la gente la pisotea.
14. Ustedes son la luz de este mundo. Una
ciudad en lo alto de un cerro no puede esconderse.
15. Ni se enciende una lámpara para ponerla
bajó un cajón; antes bien, se le pone en
alto para que alumbre a todos los que están en la
casa.
16. Del mismo modo, procuren ustedes
que su luz brille delante de la gente, para que,
viendo el bien que ustedes hacen, todos alaben
a su padre que está en el cielo.

Las Bienaventuranzas se encuentran también en
San Lucas 6:20-49

0 comentarios:

Publicar un comentario