La Parábola de los Talentos.

11 may. 2009

San Mateo 25:14-30


14. sucederá también con el reino de los
cielos como un hombre que, estando a
punto de irse a otro país, llamó a sus empleados
y les encargó que le cuidarán su dinero.
15. A uno de ellos le entregó cinco mil monedas, a
otro dos mil y a otro mil: a cada uno según su
capacidad. Entonces se fue de viaje.
16. El empleado que recibió las cinco mil monedas hizo
negocio con el dinero y ganó otras cinco mil monedas.
17. Del mismo modo, el que recibió
dos mil ganó otras dos mil.
18. Pero el que recibió
mil fue y escondió el dinero de su jefe
en un hoyo que hizo en la tierra.
19. "Mucho tiempo después volvió el jefe de
aquellos empleados, y se puso hacer cuentas con ellos.
20. Primero llegó el que había recibido
las cinco mil monedas, y entregó a su jefe otras
cinco mil, diciéndole: 'Señor, usted me dio
cinco mil, y aquí tiene otras cinco mil que gané.'
21. El jefe le dijo: 'Muy bien, eres un
empleado bueno y fiel; ya que fuistes fiel lo
poco, te pondré a cargo de mucho más. Entra
y alegráte conmigo.'
22. Después llegó el empleado
que había recibido las dos mil monedas,
y dijo:'Señor, usted me dio dos mil monedas, y aquí tiene
otras dos mil que gané.'
23. El jefe le dijo: 'Muy bien, eres
un empleado bueno y fiel; ya que
fuiste fiel en lo poco, te pondré a cargo de
mucho más. Entra y alégrate conmigo.'
24. "Pero cuando llegó el empleado que había
recibido las mil monedas, le dijo a su jefe:
'Señor, yo sabía que usted es un hombre duro,
que cosecha donde no sembró y recoge donde
no espació.
25. Por eso tuve miedo, y fui y
escondí su dinero en la tierra. Pero aquí tiene
lo que es suyo.'
26. El jefe le contestó: 'Tu eres
un empleado malo y perezoso, pues si sabías
que yo cosecho donde no sembré y que recojo
donde no esparcí,
27. deberías haber llevado mi
dinero al banco, y yo, al volver, habría recibido
mi dinero más los intereses.'
28. Y dijo a los que
estaban allí: 'Quítenle las mil monedas, y dénselas
al que tiene diez mil.
29. Porque al que tiene, se le dará más,
y tendrá de sobra; pero al
que no tiene, hasta lo poco que tiene se le quitará.
30. Y este empleado inútil, échenlo
fuera, a la oscuridad. Entonces vendrán el
llanto y la desesperación.'



Esta parábola se encuentra también en:
San Lucas 19:11-27



Otras Parábolas.

0 comentarios:

Publicar un comentario