La Parábola Del Fariseo y Publicano

12 may. 2009

San Lucas 18:9-14



1. Jesús contó esta otra parábola para algunos
que, seguros de sí mismos por considerarse
justos, despreciaban a los demás:
10. "Dos hombres fueron al templo a orar: el uno
era fariseo, y el otro era uno de esos que cobran
impuestos para Roma.
11. El fariseo, de pie, oraba así: 'Oh Dios,
te doy gracias porque no soy como los demás,
que son ladrones, malvados y adúlteros, ni como
ese cobrador de impuestos.
12. Yo ayuno dos veces a la semana y te doy la décima
parte de todo lo que gano.'
13. Pero el cobrador de impuestos se quedó
a cierta distancia, y ni siquiera se atrevía
a levantar los ojos al cielo, sino que se golpeaba
el pecho y decía: '¡Ho Dios, ten compasión de mí,
que soy pecador!'
14. Les digo que este cobrador de impuestos
volvió a su casa ya justo, pero el fariseo no.
Porque el que a sí mismo se engrandece, será
humillado; y el que se humilla, será engrandecido."



Jesús Enseña a Orar.



Otras Parábolas.

0 comentarios:

Publicar un comentario